CRIANZA SOSTENIBLE

CULETES DESECHABLES NO, GRACIAS

baby-306511_1280

Llámame rara, pero el peque usa pañales ecológicos. Ya antes de nacer el Vikingo ( el bebé antes conocido por Nano o Nanete), me preocupaba el impacto que nuestros actos cotidianos tienen en el medio ambiente.

La contaminación es un problema muy serio, se trata del mundo que heredarán nuestros hijos, el lugar donde crecerán  nuestros nietos. El tema es tan grave que en el año 2050 habrá más plásticos en el océano que peces. No quería ni quiero que mi hijo herede un mundo lleno de desperdicios.

Cuando investigué sobre el impacto medioambiental que supone el uso de pañales desechables me llevé las manos a la cabeza. Si calculamos que un bebé puede gastar de media unos 7-8 pañales al día, durante al menos sus 30 primeros meses de vida, nos salen unos 7.200 pañales. Si a esta cantidad le sumamos la del resto de bebés que también los utilizan, la cantidad se convierte en inmanejable. Hablamos de más de 900.000 toneladas anuales sólo en España. Una conocida marca de pañales calculó que con los pañales sucios generados se podría llenar el estadio Santiago Bernabéu más de dos veces.

Pero esto no es todo, uno de los principales problemas de los pañales desechables es que no son biodegradables. Un pañal desechable tarda entre 300 y 400 años en descomponerse, como sigamos a este ritmo hundiremos el planeta a base de pañales sucios.

Sí, vale, soy una friki. A todos nos interesa mucho la ecología, siempre y cuando no nos suponga hacer ningún esfuerzo. Pero te animo a seguir leyendo porque lo que viene a continuación quizás te interese mucho más.

Una de las razones por las que es tan complicada la desintegración de los pañales desechables tiene que ver con su composición. En su mayoría están formados por celulosa y materiales derivados del petróleo (¡ay!, el oro negro está en todas partes). Siguiendo la información que ofrece la Dra Odile Fernández en su blog, podemos encontrar en los pañales aproximadamente 50 productos químicos, muchos de ellos perturbadores del sistema hormonal e inmunitario.

De algunos de estos componentes químicos se ocupa un estudio llevado a cabo en 1.999 en los laboratorios Anderson, descubrieron que los pañales desechables liberan componentes volátiles orgánicos que incluyen tolueno, etilbenceno, xileno y dipenteno, en otra ocasión hablaremos de estos entrañables amigos. Sólo diré por hoy, que estos componentes son tóxicos y que su exposición continuada puede provocar cáncer y daño cerebral.

Además encontraron cierta relación entre estos componentes y un mayor riesgo de padecer asma, infecciones respiratorias y cutáneas debido al poliacrilato de sodio, que es el principal absorbente de los pañales desechables.

Otro interesante componente es el tributilestaño (TBT) que fue analizado por Greenpeace Alemania. La ONG descubrió que este compuesto puede provocar cáncer y trastornos graves del sistema nervioso, ya que altera el equilibrio hormonal y el sistema inmunitario.

Para que os hagáis una idea, como tiene un alto poder como pesticida, se emplea como pintura en los cascos de los barcos, buques o puertos. También es el responsable del cambio de sexo de los moluscos gallegos.

A este cóctel químico, debemos sumarle la pasta de madera blanqueada con cloro, perfumes y conservantes.

Otro estudio realizado en Alemania descubrió que los bebés de sexo masculino, que usaban pañales desechables, manifestaban una temperatura escrotal tan elevada que podría causar infertilidad en su edad adulta. En concreto, la temperatura subía hasta 5º grados, perjudicando el mecanismo fisiológico de refrigeración testicular necesario para la creación de espermatozoides.

Ahora ya podéis llamarme alarmista, exagerada o crédula. Pero os dejo un dato más para la reflexión. Si tan seguros son para la salud los pañales desechables estándar que nos venden, ¿por qué las empresas que los venden no están obligadas a dar a conocer sus ingredientes básicos?

Y no me vengáis con eso del secreto profesional, porque estamos hablando de un tema muy serio, los pañales con los que están en contacto nuestros hijos 24 horas al día sus primeros años de vida. Al ser un tema de interés público deberíamos poder saber cuál es su composición. Es más, deberíamos saberlo para poder elegir y exigir a esas empresas que eliminen los componentes tóxicos.

A estas alturas alguien pensará que son desvaríos de una madre reciente abducida por el discurso ecologista más extremo. Pues no, me baso en información proporcionada por organismos y personas de reconocido prestigio que luchan contra la presencia de los químicos peligrosos de síntesis en nuestra vida.

Una de estas personas es la Dra Odile Fernández Martínez. Os animo a visitar su blog, del que he sacado parte de la información contenida en el post. Además de médico de familia, superó un cáncer de ovario estadio IV en 2010. Se trata de una eminencia en el tema de la lucha contra el cáncer, tiene varios libros publicados y da conferencias por toda España.

Para mí es una referencia constante y una inspiración.

¿Y vosotros que opináis?

Anuncios

39 comentarios sobre “CULETES DESECHABLES NO, GRACIAS

  1. MARAVILLOSO POST !!!!!!!!!!! Todo el mundo debería solidarizarse con el medio ambiente , ya que es en el mundo en el que vivimos y en el que queremos que nuestros hijos , nietos , bisnietos etc … crezcan felices y rodeados de un ambiente bonito , y sobre todo saludable , entonces si cada uno ponemos un pellizco podríamos hacer grandes cosas , y proteger este gran planeta en el que convivimos.
    Los pañales ecológicos tienen tres ventajas principales:
    • son más económicos
    • contaminan menos
    • protegen mejor la piel de bebé
    Teniendo en cuenta que un niño necesita una media de 5000 pañales desechables para los dos primeros años, los desechos representan la tercera partida más grande (después de los periódicos y de bebidas y envases de alimentos) en el flujo de residuos sólidos urbanos.

    Asimismo, gracias a los pañales ecológicos de tela, ahorras:
    • 130 kilos de plástico (con embalaje) al año que hacen falta para abastecer un bebé con pañales desechables.
    • 270 kilos de algodón y otros materiales de relleno al año
    • 70% de energía que la media de los pañales desechables.
    • 37% de agua con los pañales de tela que con los desechables (aún lavándolos en lavadora)
    SON ESTUPENDOS PARA EL MEDIO AMBIENTE , PARA TI Y SOBRE TODO PARA TU BEBE .
    UN SALUDO ROSA
    MUCHOS BESOS , SEGUIRE ESPERANDO A TU PRÓXIMA ENTRADA.

    Le gusta a 1 persona

  2. Uy pues si te soy honesta en casa utilizamos desechables, inicialmente por desconocimiento y luego por comodidad, no hace mucho he leído algo sobre esos datos que mencionas sobre lo que afecta al medio ambiente y sobre los químicos no sabía, la verdad da escalofrios…

    Gracias por el post, un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Nada guapa! Gracias a ti por comentar. Hay muy poquita información. Nadie nos avisa de lo que contaminan y de lo tóxicos que son. También hay desechables eco. En fin, que es cuestión de planteárselo. Un beso enorme y feliz finde!!!

      Le gusta a 1 persona

  3. A mi me encantaría usar pañales desechables, pero recuerdo lo que cuenta mi madre cuando ella los usó conmigo y se me ponen los pelos como escarpias jajaja sé que han evolucionado mucho pero me da miedo pensar en que, una vez les tenga vestiditos, se van a manchar enteros de nuevo… O estar en la calle y una caca explosiva les manche a ellos y al de la mesa de al lado… Me ha asustado lo de los componentes químicos, tengo que investigar más o mirar los pañales ecológicos!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola, guapa! En la época de nuestros madres eran un verdadero engorro. Han evolucionado mucho. En una próxima entrada os daré más detalles sobre todo esto. Pero vamos te adelanto que en 9 meses ni un problema. Un beso muy grande y gracias por comentar.

    Me gusta

  5. Esta genial la entrada, lo de los producto químicos de los pañales es escalofriante y los de las toallitas ya es un escándalo uff
    Nosotros descubrimos los pañales de tela cuando Izaro tenía ya más de un año y son una gozada, los ha usado un montón hasta que dejó el pañal, los tengo guardados y han quedado muy nuevos jeje
    Besos

    Me gusta

    1. Hola, guapa! Qué razón tienes! Los pañales de tela son una excelente opción. Me alegra saber que tú también has tenido una buena experiencia con ellos. Y sí. lo de las toallitas es de película de terror: contaminan muchísimo y también son muy tóxicas. Un abrazo.

      Me gusta

  6. es un tema que en el que he pensado alguna que otra vez, en mi caso no se lo que haría porque existe también la opción de los típicos paños de toda la vida, así que creo que combinaría las dos opciones (pañales ecológicos y paños de tela) ¿Los has probado? bss

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola guapa! nosotros combinamos los pañales de tela con los desechables para emergencias. Nos ha ido muy bien con este sistema desde que nació el peque. Los pañales de tela van genial y los desechables ecológicos contaminan menos. Un beso enorme.

    Me gusta

  8. ¡Buenos días! ¡Y no puedo estar más de acuerdo contigo! Yo todavía no tengo hijos, pero cuando los tenga, voy a tener muy en cuenta todo lo que tiene que ver con la ecología, precisamente por lo que tú has comentado, yo no quiero que vivan en un mundo que no sirva para nada. Conozco a muchas conocidas que utilizan pañales de tela (que como tú bien dices son los que había antes), y no han tenido ningún problema con sus peques. Y encima, están favoreciendo al medio ambiente. Enhorabuena por el post, a mí me ha gustado mucho. ¡Gracias por compartirlo! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Vivimos tan deprisa que no tenemos tiempo de reflexionar lo importante que son nuestros actos cotidianos. Parece que un pañal es algo de poca transcendencia, pero mirándolo en perspectiva adquiere gran relevancia. Un abrazo y gracias por comentar.

      Me gusta

  9. Pues muy útil, sí. Aún no estoy al dia en el tema de los pañales, pero si que cuando llegue el momento sería bueno reflexionar sobre eso, más que nada porque son muchísimos pañales los que se utilizan.
    Un besito con purpurina!

    Le gusta a 1 persona

  10. Me estuve mirando los pañales de tela cuando estaba embarazada pero nunca me había planteado que los desechables llevaban tanta porquería y contaminaban tanto!! Mi niña tiene la piel atópica, y sólo una marca de pañal no le hace reacción. Probaré los de tela, seguro que le van mejor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Los pañales de tela son una maravilla, yo estoy muy contenta con ellos. También hay desechables ecológicos que son más sostenibles y llevan menos tóxicos,. Ahora teniendo tu peque piel atópica, yo creo que la mejor opción son los de tela. Muchas gracias por comentar. Un abrazo.

      Me gusta

  11. La verdad es que hace año muchos años atrás lo que se usaba era pañales de tela, usar y lavar y claro ahora con el ritmo de vida, se ha buscado maneras para ahorrarnos esas horas lavando cada pieza , yo los he usado pero nunca me puse a pensar en lo que conlleva ello, es lamentable, pero tendremos que ver como poco a poco va cambiando y tomamos conciencia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tomar conciencia es el principio de todo. Es verdad que hace unos cuantos años los pañales de tela daban mucho trabajo pero ahora los pañales de tela son más fáciles de usar y lavar. Un abrazo y gracias por comentar.

      Me gusta

  12. Madre mía!!!!
    tantos pañales??
    tantas toneladas??
    La verdad es que no conocía estos datos pero hace años que estoy de acuerdo en usar pañales de tela reutlizables, la verdad es que puede que sean un engorro, pero yo recuerdo a mi madre usándolos con mi hermano pequeño y tampoco es una desgracia!
    Además se pueden combinar con el uso de pañales biodegradables de un solo uso para cuando sales de casa!
    Un abrazo, post genial!!! 😉

    Le gusta a 1 persona

  13. Este es uno de esos temas que habitualmente preferimos ignorar por comodidad y seguir viviendo “felizmente ignorantes”; me recuerda al último “Salvados” sobre lo que se esconde detrás de la producción de la mayorías de las marcas de ropa.
    Yo me lo he planteado de vez en cuando, pero lo cierto es que tenemos la percepción, no sé si cierta o no, de que los no desechables dan mucho más trabajo. La verdad es que nunca lo he investigado en serio, pero me has dejado con ganas de echarle un buen vistazo, que además tenemos también culete atópico. A ver si convenzo a mamá, jejeje.

    Me gusta

    1. Pues si tenéis piel atópica yo me pasaría a los pañales de tela directamente. Los usamos desde que el peque nació y nunca ha tenido ninguna escocedura o irritación. Con respecto al tema de lavarlos, no dan tanto trabajo como parece, es sólo cuestión de organizarse. Un abrazo y gracias por comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s